Automatización

Ventajas de contar con un software de gestión CRM para un negocio

single-image

Las siglas CRM se han puesto muy de moda en los últimos tiempos. Significan Customer Relationship Management, o en español, gestión de la relación con los clientes. Atrás queda la gestión comercial realizada con un hoja de Excel para dar paso a un ecosistema de aplicaciones caracterizadas por tener un alto grado de personalización, pudiendo adaptarse a los necesidades de cualquier negocio.

Dentro del amplio mercado de los CRM existen soluciones de todo tipo, destacando el CRM personalizado con Microsoft Dynamics, el cual integra software de Microsoft y que permite tener todos los aspectos del negocio bajo la misma plataforma, facilitando de esta manera la gestión por parte de todos los empleados de la empresa.

¿Qué aspectos de la empresa se pueden gestionar con un CRM?

La filosofía de todos los CRM del mercado está encaminada a facilitar las labores de gestión de la empresa, descargando del trabajo de trámites pesados y poder ayudar a ahorrar tiempo y perder dinero. Están basadas en la automatización, la cual permite encontrar y consolidar clientes con un mayor potencial.

Servicio al cliente

Es el objetivo principal de un CRM: facilitar el servicio al cliente. Ya quedan muy atrás aquellos tiempos en los que había que apuntar en papel detalles concretos de un cliente para poder recordarlos en la siguiente llamada. Las soluciones de CRM ayudan a que las interacciones con los clientes (tanto los actuales como los potenciales) sean más fáciles al poder ver el historial del cliente y generar una perspectiva integral. Permiten guardar toda la información de pedidos anteriores, contactos producidos, origen del cliente, y toda la información que se quiera almacenar.

Ventas

Realizar una venta nunca ha sido fácil, ya que entran en juego muchos factores, como la necesidad de ese potencial cliente, el buen hacer del vendedor, el precio ofrecido y muchísimas más variables. En este campo, un CRM puede aportar información suficiente sobre cada cliente como para poder detectar necesidades y aumentar las posibilidades de realizar la venta. Esto es válido tanto para potenciales clientes como para clientes ya conseguidos, al poder ver sus interacciones e historial de compras, permitiendo a los equipos de ventas internas o los gestores asignados a cada cliente tener todo lo necesario al alcance de un clic.

Marketing

No solo la gestión comercial y las ventas se pueden realizar con un CRM, si no que el marketing, otra de las patas importantes de todo negocio, se puede automatizar para hacerlo más efectivo. Con un CRM se pueden automatizar procesos que suelen requerir mucho tiempo, como es el caso de campañas de email o anuncios de pago. En el caso de usarlo para propósitos de marketing, lo ideal es conectarlo con la plataforma de ventas de la empresa, para que se actualicen con las reacciones de los clientes a las campañas realizadas y así cualquier miembro de la organización disponga de toda la información necesaria.

Estas campañas de marketing realizadas con un CRM abarcan desde acciones básicas, como campañas de email marketing sin segmentación, hasta campañas personalizadas según los gustos de cada cliente o sus interacciones anteriores con empleados o campañas de marketing anteriores.