Legal

Como funcionan las placas solares

single-image

Qué es un panel solar

En pocos años han pasado de ser un artefacto futurista a formar parte de nuestra vida cotidiana. Te explicamos cómo funcionan los paneles solares, una de las claves para garantizar que el futuro del planeta sea renovable.
Poco a poco, los paneles solares se han ido incorporando al paisaje urbano. Los encontrarás si te fijas en las azoteas de los edificios de nueva construcción, ya que son obligatorios en la mayoría de los casos.
Cuando la célula solar se expone al sol, los fotones son capaces de mover los electrones desde la parte donde sobra carga negativa hacia la parte donde falta. Este movimiento de electrones es lo que conocemos como corriente eléctrica.
A medida que los fotones liberan electrones, se genera más y más electricidad. Los electrones que no se utilizan o que provienen del viento vuelven al panel negativo, haciendo que todo vuelva a empezar en un proceso sin fin.
Los inversores de tensión cambian suave y constantemente el sentido de la corriente continua y la convierten en corriente alterna. ¿Por qué? Para que le sea útil, ya que la mayoría de los electrodomésticos necesitan corriente alterna para funcionar.

Gerald pearson

Los paneles solares funcionan recogiendo la energía del sol y convirtiéndola en electricidad. Siga leyendo para saber cómo se conecta su sistema de energía solar a su casa y se integra en la infraestructura eléctrica existente.
Los paneles solares funcionan dejando que los fotones de los rayos del sol liberen los electrones de los átomos del interior de las células fotovoltaicas (células pv) para generar un flujo de electricidad. Cada panel está compuesto por muchas células solares unidas entre sí (normalmente 60 o 72). Cada célula contiene una capa positiva y otra negativa que se combinan para formar un campo eléctrico en el que se crea energía.
El fósforo de la capa superior de silicio crea la carga negativa, mientras que el boro de la capa inferior proporciona la carga positiva. Los dos campos interactúan entre sí para convertir los rayos del sol en la energía que fluye desde los paneles hasta el inversor.
El fósforo se introduce en la capa superior de silicio, que añade los electrones adicionales necesarios para obtener una carga negativa. La capa inferior se trata con boro, que resta electrones, dándole una carga positiva. Esto crea un campo eléctrico en la unión de estas dos capas de silicio. Cuando un fotón de luz solar incide en la célula fotovoltaica, un electrón queda libre. El campo eléctrico empuja el electrón fuera de la unión del silicio, creando energía.

Energía solar

Al capturar la energía del sol y convertirla en electricidad para su hogar o negocio, la energía solar es una solución clave para combatir la actual crisis climática y reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles.
Nuestro sol es un reactor nuclear natural. Libera diminutos paquetes de energía llamados fotones, que recorren los 93 millones de kilómetros que separan el sol de la Tierra en unos 8,5 minutos. Cada hora, suficientes fotones impactan en nuestro planeta para generar suficiente energía solar como para, en teoría, satisfacer las necesidades energéticas mundiales de todo un año.
En la actualidad, la energía fotovoltaica representa sólo cinco décimas del 1% de la energía consumida en Estados Unidos. Pero la tecnología solar está mejorando y el coste de la energía solar está bajando rápidamente, por lo que nuestra capacidad de aprovechar la abundancia de energía del sol está en aumento.
En 2017, la Agencia Internacional de la Energía mostró que la energía solar se había convertido en la fuente de energía de más rápido crecimiento en el mundo – marcando la primera vez que el crecimiento de la energía solar había superado el de todos los demás combustibles. Desde entonces, la energía solar ha seguido creciendo y batiendo récords en todo el mundo.

Energía solar

Emily Rhode es una escritora, comunicadora y educadora científica con más de 20 años de experiencia trabajando con estudiantes, científicos y expertos gubernamentales para ayudar a que la ciencia sea más accesible y atractiva. Es licenciada en Ciencias Ambientales y tiene un máster en Educación Científica de Secundaria.
Los paneles solares son dispositivos que recogen la energía del sol y la convierten en electricidad mediante células fotovoltaicas. Mediante el efecto fotovoltaico, los semiconductores crean interacciones entre los fotones del sol y los electrones para producir electricidad. Conozca cómo funciona el proceso y qué ocurre con la electricidad generada.
Cada panel solar contiene células fotovoltaicas (PV) individuales hechas de materiales que pueden conducir la electricidad. Este material suele ser el silicio cristalino, debido a su disponibilidad, coste y larga vida útil. La estructura del silicio hace que sea muy eficiente en la conducción de la electricidad.
El proceso de convertir la luz solar en electricidad se conoce como efecto fotovoltaico (FV). Una capa de células fotovoltaicas que recogen la luz cubre la superficie de un panel solar. Una célula fotovoltaica está hecha de materiales semiconductores como el silicio. A diferencia de los metales, que son grandes conductores de la electricidad, los semiconductores de silicio permiten que la electricidad fluya a través de ellos.