finanzas

Hipotecas al 100%, una realidad cada vez más frecuente y accesible

single-image

Normalmente, el acceso a una hipoteca está limitado por una serie de condicionantes. El más habitual que suelen pedir las entidades bancarias, es la disponibilidad de una cantidad determinada de ahorros, de en torno al 20% del valor de compra de la vivienda. Esto implica que, cuando una persona quiere comprar una vivienda, debe disponer de al menos ese porcentaje, que es el que no concede el banco en la hipoteca, así como en torno al 10% del valor de compra para poder hacer frente a los gastos originados con la firma de la hipoteca. Es decir, que para el caso de una vivienda que se vaya a comprar por 200.000 euros, el comprador debe disponer de unos 60.000 euros.

En el contexto de recesión económica que vivimos debido a la pandemia originada por el coronavirus, lo más habitual es que disponer de tales cantidades de dinero no sea nada fácil. Esto se suma al ascenso continuado de los precios de la vivienda, que dificulta el acceso a una vivienda en propiedad a un gran porcentaje de la población, especialmente entre los jóvenes.

Ante esta realidad, es habitual que, cada vez más, se puedan encontrar empresas que consiguen hipotecas al 100%, como es el caso de hipotecas100.net, formada por un grupo de asesores financieros, que interceden con los bancos para ayudar, a cualquiera que lo necesite, a conseguir una hipoteca financiada al 100%.

Hipotecas100, la solución para poder conseguir una hipoteca al 100%

En Hipotecas100 se puede contactar con una serie de expertos asesores financieros, cuyo objetivo está claro: ayudar a conseguir una hipoteca financiada al 100%. Cada vez más personas necesitan de estos servicios, debido a la dificultad para poder ahorrar las grandes sumas de dinero que requieren las entradas d las hipotecas.

En la actualidad, entre la crisis financiera, el precario mundo laboral y la dificultad de ahorrar, unido a la burbuja inmobiliaria, Hipotecas100 nace con la idea de prestar cobertura a todas las personas que tengan dificultades para reunir el casi 30% que se necesita para acceder a una vivienda en propiedad. Sus servicios se basan en un mediador, que intercederá con las entidades bancarias más propensas a ser flexibles y otorgar hipotecas al 100%. Se empieza con un estudio de la situación de la que se parte y los objetivos de vivienda, para pasar a la negociación con diferentes entidades bancarias y sucursales y llegar a acuerdos.

Hipotecas al 100%, también para funcionarios

No cabe duda que el perfil financiero de los funcionarios y trabajadores de la Administración es muy diferente del perfil de trabajadores por cuenta ajena o de autónomos. Estos cuentan con la seguridad de tener un empleo estable y duradero, lo que aporta una gran seguridad a la hora de conceder una hipoteca.

Sin embargo, es posible que, aún siendo funcionario, no se disponga del capital inicial necesario para la entrada de la hipoteca. En el caso de no tener ninguna deuda anterior, de poder ofrecer alguna garantía extra y estar dispuesto a aumentar la vinculación el banco, conseguir el 100% de financiación si eres un funcionario es viable. Solo necesitarás asesoramiento personalizado.

Acceso a la compra de una segunda vivienda

Cuando se quiere comprar una segunda vivienda, las entidades bancarias no suelen poner tantas facilidades como lo puedan hacer para la comprar de la vivienda principal. Son más reacias a conceder hipotecas para segundas viviendas, debido a que la consideran de un riesgo mayor, sobre todo porque se suelen comprar como inversión. Como consecuencia de ello, el plazo de tiempo que ofrecen suele ser menor que las de la vivienda principal (máximo de 25 años) y con intereses más altos.

El cambio más importante es que solo suelen financiar el 60% del valor, por lo que hay que entregar de entrada al menos un 40%. No es habitual que ofrezcan un porcentaje mayor de este, pero, con el asesoramiento correcto, se puede llegar a negociar con el banco hasta conseguir una hipoteca al 80 o 90%, aún tratándose una segunda vivienda. Para ello se necesitará tener un perfil financiero atractivo, incluyendoingresos altos, capacidad de resistencia al riesgo (contrato indefinido y con antigüedad), no tener deudas impagadas, etc.