Legal

Ley de propiedad horizontal vigente

single-image

Cuentas de la comunidad española

Según esta modificación, bastará una mayoría de tres/quintos (60%) de los propietarios (y acciones) para aprobar medidas para “limitar y condicionar” el alquiler vacacional dentro de la comunidad, tal y como se explica en el artículo 17.12 de la Ley de Propiedad Horizontal, que ahora dice lo siguiente    ‘El acuerdo que limite o condicione el ejercicio de la actividad a que se refiere la letra e) del artículo 5 de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, en los términos establecidos en la normativa sectorial turística, modifique o no el título constitutivo o los estatutos, requerirá el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, además, deberán representar las 3/5 partes de las cuotas de participación. Asimismo, esta misma mayoría se requerirá para el acuerdo por el que se establezcan cuotas especiales de mantenimiento o se incremente la participación en los gastos comunes de la finca donde se desarrolle dicha actividad, siempre que estas modificaciones no supongan un incremento superior al 20% . Estos acuerdos no tendrán efectos retroactivos”.

Normas comunitarias españolas

El 6 de marzo de 2019 el Gobierno español aprobó importantes modificaciones legislativas que han modificado aspectos significativos de los contratos de arrendamiento, las normas de las Comunidades de Propietarios y el alquiler vacacional.    En nuestro artículo del 22 de diciembre de 2018 ‘Importante reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos en España’ explicamos el importante impacto de estas modificaciones en diversos ámbitos del Derecho Inmobiliario español.
La caracterización de un arrendamiento como vacacional, ya no viene determinada por la circunstancia de que el inmueble se alquile o se anuncie a través de canales turísticos, sino a través de la normativa autonómica que regula la zona en la que se encuentra el inmueble.    Esta normativa determina si una vivienda se considera o no destinada al alquiler vacacional.
La normativa que regula la Costa Blanca se enmarca en la Ley 15/2018 de la Comunidad Valenciana, que define el alquiler vacacional como las viviendas que se ceden íntegramente por un precio, de forma habitual, en los términos de disponibilidad inmediata, y con fines turísticos, vacacionales o de ocio.

Derecho de la propiedad en españa

h) establece dentro de las obligaciones de cada propietario la de : “comunicar a la persona que actúe como secretario de la Comunidad, por cualquier medio que permita acreditar su recepción, el domicilio social en España a efectos de notificaciones y requerimientos de cualquier tipo relacionados con la Comunidad…” cabe destacar la OBLIGACIÓN de designar un DOMICILIO en ESPAÑA, no siendo válido a los efectos de la Ley designar la residencia permanente o el domicilio del propietario del inmueble en cuestión en otro país.
Los contenidos y elementos gráficos contenidos en el sitio web www.ceics.eu son propiedad intelectual exclusiva del CEICS y de sus autores y tienen la consideración de obra protegida de acuerdo con el Real Decreto Legislativo
Respecto a los derechos de propiedad intelectual, los contenidos y elementos gráficos que forman parte del sitio web www.ceics.eu, son de titularidad exclusiva de CEICS y de sus autores, y tienen la consideración de obras protegidas de conformidad con el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se

Comunidad agm españa

La propiedad horizontal en España y la comunidad de propietarios: Si ha comprado un apartamento o un chalet que forma parte de un complejo de edificios, tenga en cuenta que éstos estarán sujetos a la Ley de Propiedad Horizontal española. Esta ley es aplicable tanto si es usted residente como si no lo es, siempre que sea propietario de un piso o un chalet en una urbanización de uso múltiple.
Según la Ley de Propiedad Horizontal española, cada propietario de un piso o chalet tiene la copropiedad de los elementos comunes del complejo de edificios (escaleras, ascensores, fachadas, piscina, servicios de limpieza, desagües, suministro de agua, cables eléctricos, etc.), junto con el resto de propietarios del bloque. Es decir, cada propietario es dueño de su vivienda, sin embargo, la comunidad de propietarios es la propietaria y gestora de las partes comunes del edificio.
Todos los propietarios del bloque forman la Comunidad de Propietarios. Son responsables de sus partes individuales y de las zonas comunes del bloque. Deben mantener los elementos comunes del edificio. Todos ellos participan en los gastos de la comunidad a prorrata. Sólo aquellos que compren una vivienda individual en propiedad, no tendrán que integrarse en una comunidad de propietarios.