negocios

Productos artesanales para vender

single-image

Lista de productos artesanales

El pescado salado y el tabaco se intercambian por pieles y granos para piensos. Un bloque de madera en bruto se talla para convertirlo en un caballo de juguete y se vende en un mercado artesanal local. Las semillas de sandía, sembradas y cuidadas, se convierten en un fruto completo antes de cambiar de manos en un puesto de carretera.
Fabricar cosas desde cero, cultivarlas a mano y ganarse la vida vendiéndolas e intercambiándolas: éstas son las transacciones incipientes del comercio. El comercio ha evolucionado en los últimos cien años, y los mayores cambios han coincidido con el transporte ferroviario, el auge de las manufacturas e Internet. Por mucho que hayamos llegado, las raíces del comercio siguen firmemente plantadas.
Este es un negocio de fabricantes para los no fabricantes. Tu idea original puede ser diseñada (aquí es donde entra el «maker») e impresa en diversos productos -como camisetas, tazas, bolsas de mano y pañuelos para perros- y enviada directamente a tus clientes. Se trata de un negocio que no requiere de muchas manos y que tiene una barrera de entrada muy baja y es fácil de hacer y vender. Si quiere aumentar el factor artesanal, considere la posibilidad de aprender el arte de la serigrafía y comprar equipos para imprimir sus diseños en casa.

Artfire

Sin embargo, hay muchas manualidades que requieren poca experiencia o habilidad artística innata para empezar. Si buscas un pasatiempo que puedas monetizar, ¡ponte a hacer manualidades! Cualquiera puede hacer y vender manualidades desde casa, a menudo con poca inversión.
Los expertos coinciden en que trabajar con las manos ofrece muchos beneficios para la salud mental, especialmente para quienes tienen un típico trabajo de oficina de nueve a cinco. El bricolaje y las manualidades pueden ser casi una meditación, que permite al cerebro desconectarse y recargarse. La sensación de logro al crear algo desde cero también puede mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés y la ansiedad.
En función de tus intereses y de lo que es importante para ti, considera la posibilidad de iniciar un pequeño negocio de artesanía que tenga un impacto. Ya sea utilizando materiales sostenibles o reciclados o donando una parte de los beneficios a una causa, hay muchas artesanías que puedes hacer y vender a la vez que marcas la diferencia.
Piensa en la moda vintage reciclada, las velas hechas con ceras naturales en tarros reutilizables, las bolsas de tela para la compra teñidas a mano con pigmentos naturales o las macetas y accesorios de jardinería. Hay una gran variedad de ideas de bricolaje, desde principiantes hasta avanzados.

Etsy

El pescado salado y el tabaco se intercambian por pieles y granos para piensos. Un bloque de madera en bruto se talla para convertirlo en un caballo de juguete y se vende en un mercado artesanal local. Las semillas de sandía, sembradas y cuidadas, se convierten en un fruto completo antes de cambiar de manos en un puesto de carretera.
Fabricar cosas desde cero, cultivarlas a mano y ganarse la vida vendiéndolas e intercambiándolas: éstas son las transacciones incipientes del comercio. El comercio ha evolucionado en los últimos cien años, y los mayores cambios han coincidido con el transporte ferroviario, el auge de las manufacturas e Internet. Por mucho que hayamos llegado, las raíces del comercio siguen firmemente plantadas.
Este es un negocio de fabricantes para los no fabricantes. Tu idea original puede ser diseñada (aquí es donde entra el «maker») e impresa en diversos productos -como camisetas, tazas, bolsas de mano y pañuelos para perros- y enviada directamente a tus clientes. Se trata de un negocio que no requiere de muchas manos y que tiene una barrera de entrada muy baja y es fácil de hacer y vender. Si quiere aumentar el factor artesanal, considere la posibilidad de aprender el arte de la serigrafía y comprar equipos para imprimir sus diseños en casa.

Cosas caras de hacer y vender

El pescado salado y el tabaco se intercambian por pieles y granos para piensos. Un bloque de madera en bruto se talla para convertirlo en un caballo de juguete y se vende en un mercado artesanal local. Las semillas de sandía, sembradas y cuidadas, se convierten en un fruto completo antes de cambiar de manos en un puesto de la carretera.
Fabricar cosas desde cero, cultivarlas a mano y ganarse la vida vendiéndolas e intercambiándolas: éstas son las transacciones incipientes del comercio. El comercio ha evolucionado en los últimos cien años, y los mayores cambios han coincidido con el transporte ferroviario, el auge de las manufacturas e Internet. Por mucho que hayamos llegado, las raíces del comercio siguen firmemente plantadas.
Este es un negocio de fabricantes para los no fabricantes. Tu idea original puede ser diseñada (aquí es donde entra el «maker») e impresa en diversos productos -como camisetas, tazas, bolsas de mano y pañuelos para perros- y enviada directamente a tus clientes. Se trata de un negocio que no requiere de muchas manos y que tiene una barrera de entrada muy baja y es fácil de hacer y vender. Si quiere aumentar el factor artesanal, considere la posibilidad de aprender el arte de la serigrafía y comprar equipos para imprimir sus diseños en casa.